Adentrándonos a la Innovación Empresarial

Con la innovación empresarial convertida en la nueva realidad pareciera que las que no lo aplican formalmente se encuentran en desventaja.

Por:Leonardo Pérez

Con la innovación empresarial convertida en la nueva realidad de las organizaciones pareciera que las que no lo aplican formalmente se encuentran en una clara desventaja en el mercado. Y esto no es del todo cierto, la innovación es una actividad que se ha venido realizando desde siempre, la gran diferencia es que ahora está formalizada bajo metodologías y formas de trabajo que habilitan que sea posible de forma ordenada y medible. 

Teniendo esto en consideración, hablemos rápidamente de nuestra metodología Fast Innovation. Esta metodología nos ha permitido poder ofrecer a las grandes compañías una forma rápida y fácil de poder innovar, consta de cuatro etapas que describo a continuación:

  1. Analizar: co-identificamos las áreas clave y los desafíos de la empresa para transformarlos a través de la innovación rápida, basada en las nuevas tendencias tecnológicas y otras mejores prácticas.
  2. Idear: identificamos soluciones para los desafíos empresariales desde la perspectiva de varios ejes. Todo ello, a través de las sesiones de ideación que incorporan los métodos probados por Ideafoster.
  3. Prototipar: Diseñar y transformar ideas, desde preprotipos (concepto) a prototipos (versiones comprobables de ideas) con la ayuda de nuestro ecosistema de partners, con los que conseguimos un aprendizaje real sobre el usuario objetivo y su mercado.
  4. Testear: Medimos el atractivo y la efectividad de los prototipos con usuarios reales de mercados B2B, B2C, B2G y/o empleados internos para la integración inmediata de un producto/servicio piloto o un plan de lanzamiento.

¿Qué beneficios trae utilizar una metodología de innovación?

Establecer el inicio y el fin de un ciclo de innovación

Sea cual sea la metodología que estemos utilizando, el simple hecho de utilizar una ya nos establece un camino a seguir en el cual sabemos qué debemos hacer para pasar a la siguiente etapa y cuándo regresar un paso anterior si la situación lo amerita. El proceso de innovación no consiste en tener a personas en una oficina divertida haciendo cosas locas, la innovación es un proceso disciplinado que debemos seguir rigurosamente para obtener resultados satisfactorios y medibles en nuestra búsqueda por la validación del conocimiento.

Disminuir la incertidumbre en la toma de decisiones

Para entrar al detalle de este segundo punto empezaré citando a Thomas A. Edison cuando se refirió a sus 999 fracasos que tuvo en su búsqueda por inventar el bombillo. 

“No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”

Lo que debemos sacar de esta frase es que en la búsqueda de la innovación nos vamos a encontrar muchas veces con el fracaso y algo que las metodologías de innovación nos permiten hacer es convertir este fracaso en aprendizaje validado, es decir, exactamente lo mismo que Edison menciona, formas de cómo no hacerlo. Y si bien no son resultados satisfactorios, son resultados al fin, que reducirán la incertidumbre a la cual nos adentramos cuando buscamos innovar en nuestro negocio. En la siguiente iteración estaremos más cerca de lograr el resultado deseado y de eso no hay duda.

Identificar el espacio de acción al innovar

Las metodologías son muy diversas y cada una es buena en lo suyo y justamente esto deberíamos usarlo como una ventaja. Conocer los beneficios de cada una de las metodologías que utilizamos nos ayudará a definir mejor para qué proyecto de innovación utilizar una o la otra. Algunas son mejores para transformar productos existentes y otras para sacar algo totalmente nuevo al mercado.

¿Qué diferencia a nuestra metodología de otras?

Si en tu empresa aún no aplican alguna metodología de innovación o desean agregar una más a su abanico de posibilidades, les compartiré sobre los beneficios que nuestra metodología ofrece a través de nuestro servicio estrella el Fast Innovation Program:

La velocidad de implementación

Buscamos que el tiempo invertido en poder validar una idea sea el más rápido posible por lo que nos hemos especializado en entregar resultados validados a un reto de innovación en periodos de 6 a 8 semanas.

El panorama de innovación

Otro de los aspectos en los cuales nos hemos concentrado mucho es siempre proponer desarrollar las ideas más realistas y transformadoras; sin embargo, si el cliente desea entrar en una tecnología más disruptiva poseemos un gran ecosistema de expertos y partners centrados en diferentes áreas y tecnologías que permitirán poder desarrollar cualquier idea.

Continuidad del proyecto

Si los resultados son prometedores el camino no acaba ahí, podemos desarrollar más a fondo esta idea con nuestro amplio ecosistema y si estamos en Perú tenemos como gran aliado al gigante tecnológico de Canvia, empresa que nos adquirió el 2018 y con quien trabajamos muchos proyectos en conjunto.

Conocer la importancia de agregar una metodología a nuestros procesos de innovación es crucial, y entender el valor que nos aporta cada una es indispensable para poder abordar nuestros retos de innovación de la mejor manera.

También te puede interesar:

Difunde!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin